La importancia de adaptarse a la tecnología

El siglo XXI se ha caracterizado, en gran medida, por los avances científicos y tecnológicos de diversa índole y sus aplicaciones, a tal grado, que a esta tendencia se le denomina “la cuarta fase de la revolución industrial”, que inició hace casi 200 años.

Al contrario de lo que muchas personas creen, adaptarse a la tecnología, en especial, en el mundo corporativo, no implica simplemente aceptar que existen innovaciones tecnológicas que resultan efectivas para algunos aspectos, sino que la adaptación a nivel tecnológico significa que es necesario modernizarse para evitar perder clientes y, en consecuencia, ganancias. Es por esto que hoy te vamos a contar la importancia de adaptarse a la tecnología.

Clientes más satisfechos

Un aspecto necesario para las empresas, en todos los momentos, es la satisfacción de los clientes con respecto a la atención que reciben por parte de la compañía, bien sea a la hora de comprar los bienes o servicios que ofrecen en el mercado, o al solicitar atención al cliente, indudablemente, de esto depende la reputación y la imagen pública del negocio que, en la era de las redes sociales, puede hacer que la compañía se hunda por la más mínima mala reseña.

Adaptarse tecnológicamente es importante para tener clientes más satisfechos y, en consecuencia, una buena reseña, pues los nuevos programas permiten darles a las personas una atención mucho más cercana y humana por medio de canales especializados, así como plataformas destinadas para tal fin.

El CRM Salesforce es un programa ejemplar en el mejoramiento de las relaciones con los clientes por medio de la tecnología, pues una de sus funciones principales es el uso de las técnicas de computación en la nube para poder comunicar a las empresas con las personas.

Este programa es un claro ejemplo de qué tan importante es la adaptación a la tecnología en una empresa, pues la gran mayoría de las compañías que lo han utilizado han visto incrementar sus ingresos por medio de la satisfacción y recomendación de clientes, lo cual aumenta la demanda.

Finanzas más estables

Además de la relación con los clientes, mantener la estabilidad de las finanzas de una empresa es algo fundamental para una compañía, esto debido a que tomar buenas decisiones es lo que garantiza que las empresas puedan progresar en un mercado tan lleno de competencia.

Los programas de computadora, como lo son los ERP en la nube, han podido mejorar las finanzas de las empresas al crear planes de inversión de recursos más cercanos a la situación actual de la empresa, ya sea en forma de pedidos de fabricación tomando como base las tendencias de compra de los clientes, o de estudios para determinar hasta que punto es conveniente endeudar a la empresa sin que deje de ser solvente.

Esto es especialmente importante debido a que una empresa que no cuente con este tipo de planes tendrá, claramente, una menor probabilidad de acertar en cuanto a los gustos de los clientes y, en consecuencia, corre un riesgo mucho mayor de enfrentarse a pérdidas económicas debido a que los productos no se venden.